martes, 11 de julio de 2017

Martín Blanco



¡Muy buenas, gente!!!! Estamos en una nueva entrevista para Entretanto Magazine y Preguntas con Arte, en este caso con el ilustrador Martín Blanco. ¡Hola, Martín! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

Hola. Soy argentino, licenciado en Bellas Artes y después de estar viviendo 6 años en Barcelona, ahora llevo 10 años en el Principado de Andorra. Soy artista digital y tradicional y me dedico profesionalmente a la ilustración desde 2007, que compagino con mi trabajo de profesor de arte.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Toda la información, curriculum, exposiciones, eventos, además de gran parte de mi obra, está en mi web (que debería actualizar más, por cierto)

www.martblanco.com

El día a día lo manejo en mi cuenta de Facebook: https://www.facebook.com/MartinBlancoArt/

¿Qué ilustradores te gustan y tomas como referencia?

Es imposible nombrarlos a todos. En lo referente al mundo digital, tengo la suerte de conocer personalmente a uno de los grandes, como es Mario Sánchez Nevado y dentro de lo que puedo, intento aprender de su trabajo.
La ilustración de Dave McKean me parece fabulosa, pero en líneas generales, no tengo un referente claro. En ese sentido soy bastante ecléctico. Intento ver mucho de muchos estilos diversos porque siempre hay algo que puede servirte como disparador de nuevas ideas o incluso de nuevas técnicas.

En tu web comentas que haces dibujos tanto digitales como tradicionales. ¿Qué te aporta cada uno de los dos estilos?

Si, bueno, dibujé toda mi vida de manera tradicional hasta que encontré el mundo digital en el 2003 y estuve bastante tiempo aprendiendo otra vez, por así decirlo.
Desde el 2010, trabajo paralelamente los dos estilos a la hora de crear mi obra personal, pero la ilustración la produzco de manera digital exclusivamente, porque de ese modo tengo una versatilidad y una velocidad que con el tradicional se hace más complicado.
De cara al proceso de corrección de los encargos, todo es más fluido con el digital y como consecuencia, no se sufren tanto las fechas límites de entrega.
Con respecto al estilo tradicional, amo dibujar con lápiz y suelo ser bastante obsesivo en cuanto a los detalles y el acabado de mis obras. El grafito te da la posibilidad de controlar muy bien el tema de los degradados en los grises y si lo sabes dominar, es una delicia.

¿Cuál de los dos prefieres?

No tengo preferencia, ya que son dos mundos muy distintos. De hecho, cuando creo mi obra personal, voy decidiendo sobre la marcha con qué clase de estilo cuadra mejor cada una de las ideas que tengo.

Vemos en tu galería una gran cantidad de trabajos surrealistas. ¿A qué se debe esta afición tuya por este tipo de arte?

Siempre me gustaron los surrealistas y el manejo que tenían del mundo onírico. Esa manera de mezclar cosas que aparentemente no tienen mucho sentido, pero a su vez crean una complejidad en el discurso, me encanta. Me sentí influenciado por el movimiento desde muy temprano en mis épocas de estudiante.

Es evidente que te tengo que preguntar por el maestro del surrealismo. Háblanos de Salvador Dalí y de lo que representa para ti.

Bueno, fue un referente, evidentemente. De hecho, de los surrealistas es el que más me gusta, junto con Max Ernst.
De todos modos, mi relación con mis referentes fue más bien cuando estaba en pleno proceso de aprendizaje. Ahora es como si me hubiera independizado de su influencia por decirlo de alguna manera. Me ayudó mucho estudiarlos, junto con Miguel Ángel y Caravaggio y más cerca en el tiempo, el maestro H.R. Giger, pero ahora intento estar más en contacto con los nuevos lenguajes y discursos porque de hecho, vivimos en un mundo completamente distinto en muchos aspectos.

También eres portadista. ¿Qué crees que debe tener una portada para ser buena?

Desde mi punto de vista, una portada es eficaz y cumple su objetivo cuando capta la mirada del espectador. No olvidemos que seguimos funcionando de la misma manera que siempre: compramos las cosas por la portada. Y hay demasiados libros en las estanterías de las librerías intentando llamar la atención.
Lo que me gusta son los diseños simples, no a nivel técnico, sino a nivel compositivo. Prefiero las portadas con pocos personajes que no compitan entre ellos en el poco espacio que de por síi ya tieneo espacio que de por s Prefiero las portadas con pocos personajes que no compitan entre sne me gusta son los diseños sí ya tienen y eso al final hace que el mensaje tenga más fuerza. En cuestión de portadas, para mí, lo bueno... si breve, dos veces bueno.

Además, dibujas cómics con un estilo muy diferente del resto de tus trabajos. ¿Qué te aporta el cómic?

Es un lenguaje que me encanta. Siempre fui amante de los cómics, de hecho los sigo coleccionando y soy el Tesorero de la Asociación del Cómic, Ilustración y Animación de Andorra (ARCA), que gestionamos el Salón La Massana Cómic, en el Principado.
Contar una historia en viñetas es muy difícil y hace que, además de las cuestiones técnicas propias del dibujo, tengas que preocuparte de cosas que tienen que ver con la narración, como el ritmo y la velocidad entre viñeta y viñeta.



Siendo ilustrador de cómics no puedo evitar preguntarte por mi dibujante favorito: Alex Ross. ¿Qué piensas de él?

Alex Ross me gusta, aunque no es de mis preferidos. Tiene una técnica bestial y me encanta por eso, pero creo que a veces sus poses dan la sensación de ser un tanto artificiales y eso supongo que tiene que ver con el uso de referencias fotográficas. No tengo ningún problema con eso, al contrario, al final todos lo hacemos, pero creo que debería subordinar más esa cuestión a la narración.
La técnica (la que sea) tiene que estar a disposición del mensaje y al cómo contar ese mensaje y no al revés.

Del estilo de Alex Ross, prefiero a Marco Djurkevic y Adi Granov.
Pero en general mis gustos con respecto a los dibujantes de cómics van por otro lado. Sacando a los que para mí son maestros, como Jim Lee o Todd Mc Farlane, me gustan mucho estilos como los de Dave Mc Kean o Ben Templesmith.

Además de ilustrador también tienes una editorial en Argentina, Santa Guadaña Ediciones. ¿Cómo surge este proyecto?

Mi socio y amigo de toda la vida, Gonzalo Ventura es escritor y guionista profesional y hace un año me propuso montar una editorial propia. Yo hacía poco que había empezado a escribir y me pareció una buena idea. De hecho, es algo así como la continuación de un viejo sueño, ya que tuvimos una editorial de cómics en Argentina allá por el 2007.
La idea básicamente es tener una editorial en la que podamos mantener el control creativo de nuestras obras, teniendo un especial cuidado por la calidad literaria y visual.
En poco menos de un año llevamos publicados una novela (3 días), una antología de cuentos de terror (Carnaval de sangre) y ya estamos preparando otra antología para fines de este año y varias cosas más.
Y en octubre presentaremos la editorial de manera oficial en Andorra de cara a una futura distribución de los libros en España.
Pueden ver nuestras publicaciones en la web: www.santaguadania.com

¿A qué tipos de publicaciones os dedicáis en esta editorial?

Santa Guadaña es una editorial de género: terror, misterio y ciencia ficción. Busca combinar las raíces del género con una mirada creativa más actual.
Combinando elementos clásicos y aportando nuevos, tanto desde el contenido como así también desde lo estético.
Nos dedicamos de lleno a lo que amamos. Apostamos por devolverle al género un poco de toda la satisfacción que nos dio.

¿Qué semejanzas y diferencias ves entre el mundillo editorial español y argentino?

En el español todavía no estamos trabajando, sino que estamos preparando nuestro desembarco, así que no puedo decirte demasiado aún. Pero más allá de las editoriales, en España hay muchos escritores talentosos que hacen lo imposible para tirar adelante sus proyectos y eso es muy loable.
Lo que sí creemos es que traemos cosas nuevas que todos los fanáticos de género van a saber valorar. Estamos seguros de eso porque además de producir horror y misterio y ciencia ficción, nosotros mismos somos fans. Y aunque no estamos todavía en contacto estrecho y dentro del mundo editorial español, sabemos por dónde van los tiros.

En cuanto a la Argentina, el desarrollo editorial es genial y con mucha camaradería. Contrario a lo que pasa en otros lugares, todas las editoriales de género somos independientes y colaboramos unos con otros. Se nota que todos los que hacemos esto lo hacemos con amor, por eso no vemos competencia sino que vemos a las demás editoriales como productores de cosas que nos gustan y todos nos ayudamos cada vez que podemos.

Es más, como ejemplo puedo citar que, en cada convención, cada uno comparte espacio con otras editoriales o lleva los libros de uno y de las otras, porque tenemos claro que si estamos juntos tenemos más fuerza.

Santa Guadaña, por suerte, ha tenido una gran acogida en Argentina. Nuestra primera novela (“3 días”, de Gonzalo Ventura) se ha agotado y estamos en imprenta a la espera de la segunda edición. Además ya empezaron las negociaciones para llevarla a la pantalla grande. Por otro lado, “Carnaval de Sangre” se está vendiendo muy bien y las primeras repercusiones hacen prever que se va a convertir en nuestro segundo éxito.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Divertida, siempre es bueno poder expresarse libremente.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?


Un saludo a todos los lectores, ha sido un placer poder participar y tener un momento para acercarles mis propuestas y pensamientos sobre algo que me apasiona tanto como es el arte y sin el que no podría vivir. ¡Muchas gracias!


viernes, 30 de junio de 2017

Manuel Gris

¡Saludos, lectores!!!! Estamos en una nueva entrevista para preguntas con arte, en este caso con el escritor Manuel Gris. ¡Hola, Manuel! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

EIIII!
Pues me llamo Manuel y llevo escribiendo e inventado historias desde que tengo uso de razón. Con 23 ó 24 años escribí mi primera novela. A partir de ahí fui a novela por año, y comencé a mandar a editoriales mis historias sin que nadie se interesase. Hasta que en 2013 una editorial se fijó en mí y me publicaron, justamente la más loca que he escrito, –Quizá esto tampoco sirva para nada-
Tras eso fundé la PAE (Plataforma de Adictos a la Escritura) con los que hemos ido haciendo charlas, festivales, presentaciones y hemos conocido a gente muy interesante y maja dentro del mundo editorial.
Y así para acabar este año he publicado –A las doce de la noche del día de mi cumpleaños- (otro título así corto) que está teniendo muy buenas críticas y con el que estoy entusiasmado.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Pues tengo una web donde hay desde links a donde se pueden comprar mis libros a enlaces a blogs y webs donde colaboro con reseñas o artículos de opinión.


Empecemos hablando un poco de ti. ¿Cómo te iniciaste en esto de la escritura?

Pues siempre lo he llevado dentro, siempre he sido un flipado que inventaba juegos y movidas varias con los amigos porque el mundo me parecía muy aburrido. Lo primero que hice fue un plagio descaradísimo de Los Goonies, llamado LOS WARRIOS (¡cuidao con eso!), que escribí con la máquina de escribir eléctrica de mi padre.
Después descubrí autores que me enseñaron que en la escritura solo hay reglas si tú mismo te las pones, y entonces comencé a escribir compulsivamente, hasta hoy.

Vamos a repasar ahora algunas de tus obras, en particular las que más me han llamado la atención. Empecemos por “5 vocales”. ¿De qué va?

Son 5 formas distintas de ver la soledad, contado por 5 personas que viven, o padecen, su vida en esta sociedad. Me la plantee como un reto, porque cada capítulo solo ocuparía una página de words, y me dije que a las 100 páginas pararía. Me gustó muchísimo escribirla porque hago crítica social sin filtro y planteo muchos temas tabú sin miedo al qué dirán sobre mi… porque cada personaje tiene sus problemas y su mundo, y eso me dio mucha libertad para escribir y fliparme.

Sigamos con “Los Polluelos Espaciales y el Herpes del Mal”, que es nada menos que un librojuego absurdo. ¿Cómo se te ocurrió esta divertida idea?

Pues se le ocurrió a Iván Albarracín (http://www.ivanalbarracin.com/), un compañero de letras con el que tengo muy buen feeling y al que considero como mi hermano.
Tenemos los dos una forma muy loca de ver el mundo y de hablar y criticarlo, así que quisimos llevar el humor salvaje y políticamente incorrecto hasta las últimas consecuencias. En este libro hay muchas cosas que si las lee quién no debe iríamos a la carcel sin juicio de por medio, pero nos da igual; quisimos homenajear a los libros de Elige tu Aventura y lo hicimos.

Cuéntanos el argumento del librojuego.

Pues como es un libro de Elige tu aventura es complicado, así que explicaré solo dónde empieza, y que opciones tendrás al principio.
Una octogenario ninfoana y adicta a las muñeiras ha trenido una cena romántica con un nini de 18 años que lo más grande que ha hecho en su vida es ir a MYHYV, y volviendo de su cita, antes de darse el primer beso, pasan una de dos cosas:
  1. cae una nave espacial con forma de pollo y la mata a ella.
  2. Ella, esperando su beso con los ojos cerrados, ve que no llega, y al abrir los ojos ve a su amado violando a un gato sarnoso.
¿Qué opción escoges?

Hablemos ahora de tu última novela, “A las doce de la noche del día de mi cumpleaños”. Háblanos sobre ella.

A esta novela le tengo una cariño especial porque vomité muchas cosas sobre las que llevaba tiempo queriendo hablar, como el amor, la pareja, la amistad, el trabajo, y le metí fantasía y ciencia ficción y intriga, porque lo de las etiquetas no es lo mío. Dejé que la historia fuera por donde le diera la gana y al protagonista a merced de lo que su entorno le apeteciera hacerle, que es una forma de escribir que me encanta.
Siempre sé cuál va a ser el final, y el título, pero todo lo demás lo tengo solamente medio planeado, todo va fluyendo cuando me meto en la historia.
Se podría decir que es la segunda novela más loca e impactante que he escrito después de la de Quizá esto… y de momento la gente está disfrutándola muchísimo.

Aparte de tus novelas, también autoeditas relatos en plataformas digitales como Amazon. ¿Qué opinas de las ediciones digitales? ¿Te parece, como afirman muchos, que están por debajo de la publicación en papel?

La publicación digital es algo que tenía que pasar, como pasó con la música y el cine. El problema es que se ve a todo lo autopublicado como basura cuando, al igual que lo que publican las librerías, no todo es mierda. Lo único que tienes que hacer es saber buscar como lo hacíamos antes en las librerías y las bibliotecas, solo que se ha cambiado los pasillos por el ratón.
Yo creo que da igual dónde pongas un libro, si es bueno y engancha, si el autor tiene voz propia y sabe lo que hace, algún día el destino lo pondrá donde le toca y no se podrá hacer nada.

Además de escritor también eres miembro de la P.A.E. ¿En qué consiste esta iniciativa?

Pues somos un grupo de escritores que nos unimos en su día para tratar de romper el círculo de ventas de familia/amigos/conocidos y llegar más lejos. Y para eso hacemos charlas y presentaciones conjuntas, además de participar en ferias y en antologías.
Lo de que la unión hace la fuerza queda muy patente en la forma en que la literatura de calidad (excluyo a las grandes editoriales publicadoras de youtubers y famosillos) está haciendo cada vez más grande el hueco que le algún día debía recuperar.

¿Qué esperáis aportar con la P.A.E?

Aportamos que la gente comprenda que no estás solo y que el escritor solitario y que no consigue nada con su primer libro no existe. Animamos a la gente a luchar por sus ilusiones, sean cuales sean, y a defender a muerte aquello en lo que cree. Hemos hecho charlas donde la gente nos daba las gracias después, y con algunos de ellos hemos hechos cosas después. Eso es lo mejor de la PAE, que nos estamos dando cuenta de que era algo que tenía que pasar.

¿Son necesarias iniciativas como esta para impulsar el mundillo de la literatura en España?

No sé si la palabra es Necesario, pero sí que hemos demostrado que haciendo ruido y sin censurarnos en nada se puede llegar a hacer muchas cosas buenas. Y eso, por desgracia, es algo que no gusta en las altas élites porque conlleva la rebelión y la rotura de lo establecido… y eso les da miedo.

Ya que hablamos de esto, ¿cómo ves el panorama editorial de nuestro país?

Veo que hay más editoriales con cojones, que publican a autores que quizá no vendan millones de libros pero tienen algo muy importante que decir, que las que publican para vender y como negocio.
Entiendo que vender libros es necesario, pero puede hacerse también si respetas al lector y a los posibles escritores que vendrán detrás, y por suerte hay muy buenas y muy valientes editoriales que están teniendo más ruido en el panorama actual que las que estaban ya establecidas como las únicas.

Háblanos un poco de tus próximos proyectos.

Hay algo de lo que no puedo hablar aún… pero que a finales de año lo petará.
Pero si puedo decir que estoy coordinando una nueva antología, y que seguramente con Iván Albarracín publicaremos un nuevo libro de humor gamberro y muuuuuuy negro antes de que acabe este año.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Pues me ha parecido una puta mierda
:P
En serio, has hecho preguntas muy buenas que me han dado pie a decir un par de cosas bien dichas, y por eso te quiero <3

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?

Hola lectores,
No me conocéis (mucho), y yo a vosotros nada de nada, pero os diré algo que siempre pongo en mis dedicatorias:

Siempre adelante

Jamás cambiéis.

lunes, 5 de junio de 2017

Nelida Alhambra



¡Hola a todos!!!! Estamos en una nueva entrevista para preguntas con arte, en este caso con la ilustradora Nélida Alhambra. ¡Hola, Nélida! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

¡¡¡Muy buenas!!!

Pues soy Nélida Alhambra, de 33 años. Madrileña de nacimiento y adoptada por Sevilla.

Dibujo desde siempre, pero hace 11 meses tuve un percance que no me deja andar con estabilidad (estamos en ello) y no puedo trabajar de una forma "normal".

Con lo cual, tenía dos opciones:

1- Deprimirme y agobiarme.

2- Coger y dedicarme a lo que realmente me ha gustado siempre.

Lógicamente pero con mucho esfuerzo opté por la segunda opción.

Así que desde hace 11 meses dibujo con base, con estudios por mi cuenta y la ayuda de ilustradores y gente del cómic que me corrigen fallitos (uno en especial, mi Sensei, que es el que me soporta a todas horas y todas dudas).

(¡Aprovecho y saluditos para todxs ellxs!)

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Puede informarse en estas plataformas:





O directamente desde mi mail: tacirupeka84@gmail.com

Cuéntanos de dónde viene tu afición por dibujar.

Pues si te digo la verdad no recuerdo mi vida sin dibujar.

Tengo un recuerdo nítido, en el cual tendría yo 5 años aproximadamente, donde mi hermana Yolanda me dibujaba muñecas para copiarlas yo después.

Ella alimentó al monstruo hambriento de tinta que llevo dentro.

¿Cuáles son tus ilustradores favoritos, aquellos que tomas como referencia?

Como referencia realmente no he querido tomar a ninguno, aunque algunos toquecillos dependiendo el dibujo tengo.

Me encanta Manara, Victoria Frances, Will Eisner y te podría nombrar mil más pero son realmente distintos en estilo.

¿Qué técnicas sueles utilizar?

Lo que más me gusta es el pincel, bien cargado de tinta, pero últimamente estoy usando los rotuladores de doble punta mezclados con rotuladores calibrados.

Pero me encanta enredar, así que le doy a todo lo que puedo (dibujilmente hablando) y utilizo todas las técnicas que me puedo permitir.

La que tengo un poco más aparcada es la digital, pero me estoy poniendo a ello ya también.

¡Sin prisa pero sin pausa!

¿Prefieres el dibujo en blanco y negro o en color?

Me puede mucho la tinta negra, esa corre por mis venas.

Un pincel del 1 y un botecito pequeño de tinta y puede darme para una buena y provechosa tarde.

Y, por supuesto, lo disfruto como una enana.

Te has especializado en retratos. ¿Qué debe tener un retrato para ser bueno?

Debe reflejar un momento, debe transmitir como si te saliera a ti del alma.

Para mí la mirada hace muchísimo en un retrato e intento siempre que sea muy muy especial.

Por supuesto también debe tener unas proporciones correctas y saber cómo se debe dibujar a esa persona en concreto si conoces su personalidad.

Como un buen amigo me dijo: Muchas veces hay que dibujarles como quieren verse ellos, no como tu les ves.

Aunque me es inevitable meterle mi toque personal.

¿Cuánto tardas, de media, en hacer un retrato?

Dependiendo de en qué material me lo pidan y de que tamaño.

Pero te pongo un ejemplo: Un A4 (tamaño folio) en blanco y negro puedo tardar una media de 5-6 horas.



Aparte de retratos, ¿qué otras cosas haces?

Hago ilustraciones, diseños, lo que se me pase por la imaginación.

Todo lo que sea aprender es bueno, y yo siempre quiero más...

¿Qué es lo más fácil de dibujar?

No hay nada fácil ni nada difícil en este mundillo del dibujo.

Todo, absolutamente todo, aunque sea la cosa más nimia que os podáis imaginar, tiene una base que debe ser estudiada para que salga como tiene que salir.

Tengo más facilidad con los ojos, pero porque llevo muchas horas de trabajo detrás y me apasionan...

¿Y lo más difícil?

Lo más difícil para mí es la anatomía masculina... me parece súper complicada.

Pero digo lo mismo, ¡en ello estamos!

Vamos a hablar de la polémica frase: “dibujar no tiene mérito, solo es dar cuatro toques con el ratón. ¿Qué les dirías a los hacen esta afirmación?

Lo primero me reiría sola durante bastante rato.

Después de eso les mostraría todos los libros y apuntes que tengo de dibujo y todo lo que se debe aprender.

Esto es una carrera como otra más, puedes estudiar de modo autodidacta, en una academia, en una Universidad...

Pero como todos los trabajos, tiene unas horas, mano de obra, agotamiento mental, físico, materiales, etc...

Conlleva mucha dedicación y un esfuerzo tremendo. Varios compañeros a penas duermen para poder vivir de esto.

Háblanos un poco de tus próximos proyectos.

Ahora mismo estoy preparando unas tiras cómicas (con guión de Jesús Rodríguez Conde) para una revista digital que saldrá dentro de poco.

A parte tengo otro proyecto, un cómic que voy a hacer con un compañero (Jason Ayala Calderón).

Y tengo una app relacionada con el mundo del cómic y el dibujo que está en proceso, pero hasta ahí puedo leer. (En muy poquito tiempo sale).

Tengo montado un evento para quien pueda aportar para ayudarme a pagar mi parte del proyecto.


Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Pudiéndome expresar como quiero... ¡me parece fantástica!

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?

Encantadísima de estar por aquí con vosotros y dejaros un trocito de mi.

He hecho esta entrevista con mucha ilusión y espero que la disfrutéis como yo cuando la he hecho.


¡Larga vida y prosperidad!

miércoles, 31 de mayo de 2017

Jairo Sobrino Rubio



¡Buenas a todos!!!! Estamos en una nueva entrevista para preguntas con arte, en este caso con el cineasta Jairo Sobrino. ¡Hola, Jairo! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

¡Hola a todos! Soy Jairo Sobrino Rubio, y soy director de cortometrajes. También soy técnico de sonido, compositor, y actualmente estoy haciendo mis pequeños pinitos en la dirección de fotografía. Encantado de estar aquí en Preguntas con Arte.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Pues fácilmente. Me podéis encontrar en Facebook buscando por mi nombre y apellidos. Jairo Sobrino Rubio, y además por correo electrónico, zatoichi81@hotmail.com. Ah y también en el canal de youtube por mi nombre y apellidos donde además podréis videar mi primer cortometraje The Horror Complex.

Háblanos un poco de tu carrera como cineasta.

Bueno como cineasta soy aún un jovenzuelo que constantemente está en aprendizaje autodidacta continuo, ya que mis estudios son de Sonido más que de Imagen. Aunque gracias a poder colaborar en diversos cortometrajes y otros proyectos audiovisuales de diversa índole como sonidista, pude aprender de todo un poco, además del oficio de técnico de sonido que por otra parte estoy agradecidísimo a mi amigo y mentor Javier Brines, quién me enseñó el apasionante mundo del sonido en el cine. Lo que tiempo después me llevó a mi primer cortometraje The Horror Complex, donde fue realmente una experiencia muy gratificante que me llevó a querer conocer más del mundo del cine en el plano de la dirección y la fotografía sin olvidarme del sonido.

Tengo que decir que gracias a ese cortometraje pude conocer a mi chica la actriz Sonia Martell, la cual además de tener excelentes dotes interpretativas, también posee excelentes cualidades como creativa. Así que a raíz del proyecto The Horror Complex, Sonia y yo formamos un equipo. Y mientras ella está más en el aspecto de la creación del personaje y ayudando a enriquecer la historia, yo me ocupo además de otras funciones, de la dirección de fotografía, la cual me está gustando mucho y cada vez aprendo más. La Rebelde Alquimista, nuestro primer cortometraje en conjunción se hizo realidad gracias a Sonia y a Aurora Martell, aunque todo fruto de mucha improvisación por las prisas que teníamos para presentarlo a concurso. Así que actualmente tenemos en marcha varios proyectos que pronto verán la luz.

Te he anunciado como director, pero, tal como cuentas más arriba, eres un artista multidisciplinar. ¿Qué te aporta cada una de tus facetas?

Pues me aportan de todo lo bueno, son mis pasiones, porque mis inicios antes de todo vienen del sonido y en particular de la composición autodidacta con programas de composición y sintetizadores, sobre todo. El día que descubrí que componer música era lo que más me gustaba aún sin saber nada de solfeo ni aún hoy en día, (por perrería pura más que nada), ese día fui un poco más feliz y ya no supe más lo que era el aburrimiento, jajaja. Y como director y director de fotografía imagínate, nos aportan más aprendizaje, experiencia y sobre todo ese algo que hace que te lo pases bien por encima de todo.
Que crees algo desde cero, te guste a ti, y además guste a los demás eso es lo mejor. Que luego hay beneficios, pues oye mucho mejor, porque al fin y al cabo nos encantaría vivir de esto, pero tal y como está la cosa seguimos luchando por conseguirlo algún día. ¡Ánimo a todos los técnicos y artistas que intentamos conseguir nuestro sueño, el de simplemente vivir de esto!

Has estado tras la cámara en varios cargos digamos técnicos. ¿Crees que la tecnología enriquece al arte o por el contrario lo mata?

Yo creo que lo enriquece. Todo depende del equilibrio y de cómo hagas uso de ella. El micrófono, la grabadora, la mesa de mezclas, la cámara…El equipo no hace al técnico, pero si el técnico sabe utilizarlos hará cualquier cosa hasta con un mínimo de equipamiento. En mi caso con la composición musical, sin las tecnologías de los ordenadores y los sintetizadores, me hubiese sido difícil acercarme al mundo de la música.

Hablemos de esas facetas técnicas. Explícanos en qué consiste el trabajo de técnico de sonido.

Bueno, pues el trabajo de técnico de sonido en mi experiencia con rodajes de muy mínimo o cero presupuesto, en el caso del sonidista, microfonista, es el que se encarga de capturar el sonido que recibe hasta el sistema de grabación, por medio de uno o varios micrófonos de diferentes tipos.
En el ejemplo de un cortometraje sencillo tendremos uno o dos micrófonos llamados de cañón, montados en pértigas, que básicamente son unos tubos alargados de entre 2 y 4 metros o incluso más, que el sonidista o pertiguista si lo hay, sujeta estoicamente con los brazos estirados en cruz en religiosa devoción pascuera, capturando las voces de los actores que están en escena. Además, deberá de estar al tanto con el sonido ambiente molesto como: coches, aviones, vecinos, perros, más vecinos molestos, gente del equipo hablando, móviles, y cualquier sonido fastidioso que nada tenga que ver con la toma, que en cuyo caso si ocurre, cortar esta o a malas, disimularla como sea en el proceso de postproducción. Además, hay que controlar los niveles de entrada de grabación y asegurarse que lo grabado esté a buen nivel para luego a la hora de la edición no tener sobresaltos.
En rodajes de más presupuesto también se utilizan otro tipo de micrófonos que son los de corbata o lavalier. Estos micrófonos captan el sonido mucho más cercano que los de cañón porque están colocados en la propia ropa del actor o bien muy cerca de ellos. Pero hay que ocultarlos apropiadamente porque además son muy sensibles a cualquier roce.

También está la figura del técnico de sonido en postproducción o editor de sonido, cuyo trabajo es sincronizar, limpiar, y mezclar todo el audio grabado con la imagen para después añadir los ambientes y efectos sonoros. Bien con lo ya grabado durante el rodaje, con foley en tiempo real, o tirando de librerías con efectos pregrabados de pasos, golpes, etc... Los llamados efectos foley también se hacen en tiempo real y en los rodajes de grandes presupuestos se contrata a gente preparada expresamente para ello donde existen verdaderos magos del sonido de los efectos especiales.

Una vez tuve la ocasión de ver a uno y me quedé alucinado. El tío llegó, abrió una gran maleta que portaba consigo repleta de todo tipo de cachivaches y se puso a grabar todos los sonidos que visualizaba en la película con esos cacharros. Era un máquina, y en un par de horas los efectos sonoros de la película ya estaban grabados. ¡Impresionante!
Y en último lugar cuando ya tenemos todas las pistas de audio listas, tanto voces, ambientes y efectos especiales, creamos la música y atmósferas necesarias, dando la magia final al proyecto.

Eres también compositor de bandas sonoras. ¿Qué hace falta para que una banda sonora sea buena?

Es algo relativo porque a unos les parecerá buena y a otros no. Por ejemplo, ahora que recién han estrenado la nueva temporada de Twin Peaks. A mí me parece sublime todo lo que hace el compositor Angelo Badalamenti en compañía con el también director y compositor David Lynch. Crean unas atmósferas y unas composiciones brutales que le perturban a uno el alma y sacan lo más oscuro del ser humano. Y sin embargo las notas compuestas son bien sencillas. Menos es más.
Pero por otro lado algunos pensarán que la serie es un coñazo y la música también lo es. O que la serie es muy buena y de la música ni se enteran. Eso a criterio y sensibilidad de cada uno, claro.

Yo pienso que cuando una banda sonora es buena, esta es capaz de emocionarnos y ponernos los pelos como escarpias para recordarla por mucho tiempo. Y creo que primero hay un factor muy importante y ese es el silencio, ese que a menudo los directores se olvidan de ello y estropean la escena con machaconas orquestas o pianitos que no pintan nada.
Otro factor importante es que la música nunca sea más significativa que la película. O sea, tiene que ir a la par, un equilibrio. Y el factor más significativo, aunque cuando ocurre parece que la música eclipsa a la propia película, es el llamado efecto leit motiv. Las películas más conocidas están copadas de ellos, aunque no siempre. (Réquiem por un sueño, Braveheart, Titanic, Avatar, Gladiator, Origen, Batman las de Nolan, El Hombre de Acero, Interestellar) El leit motiv de estos directores es absoluto. Es decir, que durante casi todo el metraje suena la misma melodía pero reconvertida en desiguales maneras para crear diferentes emociones, ya sea con otros instrumentos, con notas más cortas, etc…pero siempre basándose en la sinfonía principal por la que todos la recordarán, como el estribillo de una canción pop.
Pero para que eso cuaje, yo pienso que es mucho, mucho más importante crear un sonido fresco sino original, e intentar inspirarse que no plagiar.

Sigamos ahora con tu faceta de director. Has dirigido varios cortometrajes, háblanos de “The Horror Complex”.

The Horror Complex fue mi primer cortometraje como director y una idea loquísima muy Rob Zombiniana que surgió a raíz del cine atracción donde trabajaba. Trata sobre unos jóvenes reporteros que se adentran en un antiguo complejo militar abandonado donde antiguamente se sabe que hacían experimentos secretos.
La cosa era que si todas las mini pelis de 5 a 10min que proyectábamos eran de animación, ¿Por qué no hacer una que fuera de carne real? La idea era crear un cortometraje de terror y fantástico que se visionara en primera persona y 3D durante todo el metraje, basándose sobre todo en la tensión y la acción por encima de un corto al uso, ya que el cine atracción estaba provisto de asientos móviles, y efectos de aire, agua, luces y otros artefactos.
Nos pusimos manos a la obra y con una preproducción de un mes, y un equipo de 25 personas, de profesionales y artistas maravillosos con los que me siento en deuda, y un mínimo presupuesto de mis ahorrillos, hicimos un rodaje de 3 días intensos en diversas localizaciones, más casi un año de postproducción por la dificultad en la inclusión de efectos generados por ordenador que tuve que aprender a realizar a base de muchos video tutoriales. Ahí nació un proyecto muy interesante resultando en una experiencia única y enriquecedora que hasta hace poco ha estado en diversos festivales, llevándose un par de premios incluso, cosa que no esperábamos, y la verdad muy contentos.

Cuéntanos ahora de qué va “La rebelde alquimista”.

La rebelde alquimista es un cuento con ligeros toques steampunk, escrito por Aurora Martell, que mezcla aventura, fantástico y también psicológico. Y que trata de una joven alquimista tele-transportada a un mundo alternativo al borde del cataclismo por culpa de unas oscuras y misteriosas fuerzas. Pero al caer en ese mundo pierde la consciencia y deberá recordar cuál es la misión que tiene que llevar a cabo gracias a sus poderes mágicos.

Bajo tu punto de vista, ¿realmente la batuta de una obra fílmica la lleva el director o es solo uno más del equipo?

Es algo similar al director de una banda de música. Sin él no habría música, sin él no habría película, sin embargo, todas las partes sirven a la película y son igual de importantes.

Hablemos un poco de ti. ¿Cuáles son tus películas y cineastas favoritos?

Me encanta todo tipo de géneros del Cine y siempre estoy redescubriendo joyas que no sabíamos ni de su existencia, tanto de antes como de ahora. Por ejemplo, el mes pasado disfruté mucho en la Filmoteca de Valencia con el ciclo de cine polaco, y la verdad es que me encantaría ver todas esas pelis, porque tienen un algo especial fuera de los típicos cánones del cine comercial. Pero recomiendo mucho El Sanatorio de la Clepsidra, 1973, de Wojciech Has, o también La tierra de la gran promesa, 1975, de Andrzej Wajda.

Mis directores favoritos son Kubrick, Tarkovski, Lynch, Buñuel, Hitchcock, Nolan, Wan, Polanski, Welles, Bergman, Scorsese, Malick, Ridley Scott, Coppola, Argento, Sorrentino, Fellini, Miyazaki, Quarón..No sé, muchos, muchos.
Películas favoritas serían Odisea2001 y El Resplandor, Stalker y Solaris, El Árbol de la Vida, Blade Runner y Alien, El Séptimo Sello, Hijos de los hombres, Ordet, El sanatorio de la clepsidra, Drácula y Apocalipse Now de Coppola, El quimérico inquilino y Repulsión, Insidious y The Conjuring, Roma y La Dolce Vita, La Gran Belleza, El viaje de Chihiro y La Princesa Mononoke, Carretera Perdida, Mulholland Drive, y Twin Peaks… Demasiadas favoritas.

¿Qué largometraje te gustaría dirigir o haber dirigido?

El mío propio, algún día. Más que dirigir, poder trabajar en alguna película con David Lynch, James Wan, o cualquier director que admire. Y ya puestos a soñar, haber estado allí en el invierno de El Resplandor, y en el Espacio junto a Kubrick o Scott con Alien, y otras grandes obras.

Con tus conocimientos, ¿se ve una película de forma diferente? ¿Cuando vas al cine disfrutas o por el contrario empiezas a destripar la película desde el minuto uno?

Yo le llamo desactivarse el chip. Si vas a ver una película con la idea de dónde está cada elemento y cómo se ha construido cada cosa, seguro que no la vas a disfrutar del todo, pero si te desactivas el chip y te dejas llevar como cualquier espectador entonces sí la disfrutarás y la sentirás como un todo. Aunque a veces uno se activa el chip en según qué escenas. Luego ya si la vuelves a ver, cada vez que lo hagas la puedes analizar desde el lado del sonido, de la imagen, actuación, decorados, efectos cgi, etc…y aprender mogollón, igual que con los making of.
Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Divertida :D

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?


Nada, ¡pues un placer haber disfrutado de esta entrevista y saludos a todos los lectores de Preguntas con Arte!

sábado, 27 de mayo de 2017

Martín A. Pérez


¡Muy buenas!!!! Estamos en una nueva entrevista para preguntas con arte, en este caso con el guionista de cómics Martín A. Pérez. ¡Hola, Martín! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

Gracias Carlos, mi nombre ya lo dijiste, así que agrego que soy guionista, rotulista y editor de comics, además de conductor y productor de podcasts, todo bajo el pseudónimo "MaGnUs", nombre por el cual también se me conoce en circulos roleros y frikis en general. También supe organizar eventos culturales, empezando por ser fundador de la primera convención de comics en mi país (Montevideo Comics) y de las primeras jornadas de rol aquí también.

Escribo textos para videojuegos, y columnas para sitios webs y revistas, más algún ensayo para libros; todo en la temática friki. Hace poco guioné mi primer corto de cine, basado en mis comics, y casi podría decirse que también lo co-dirigí.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Mi página es http://about.me/magnusvontesla, allí hay links a mis distintos proyectos, y a mis redes sociales. La mayoría de mi trabajo como historietista, además de mi podcast, está gratis onlien.

¿Quiénes son tus guionistas favoritos, aquellos que tomas como referencia?

Muchos, pero para nombrar algunos, Kate Beaton, Jolly Blackburn, Pete Abrams, Chris Claremont (al menos en los 80s), John Byrne (idem), Denny O'Neil, Jack Kirby, Stan Lee, Mark Waid, Peter David, Greg Rucka, Brian Michael Bendis, Paul Levitz, Geoff Johns. En mi país, Rodolfo Santullo, y fuera del comic, George Lucas, Frank Herbert, Larry Niven.

Háblanos un poco del inicio de tu vocación. ¿De dónde viene tu afición por escribir cómics?

Crecí en una casa donde se leía de todo; y mis dos hermanos varones, bastante mayores que yo, leían comics, y de a'hi nace mi amor por el medio. Como escritor, si bien había escrito algún cuento de pequeño, demoré en descubrir lo que quería hacer, y fue recien a los 29 años que escribí mi primer guión, aunque siempre me había gustado imaginar cosas, y contar historias.

¿Cómo fueron tus inicios? ¿Cómo empezaste?

Como dije, demoré mucho en descubrir que quería hacer esto, así que recién en 2009 escribí y publiqué mi primer guión de historieta, llamado "Solo", para el comic uruguayo llamado Cisplatino. Antes de eso, había fundado junto a otra gente la convención Montevideo Comics en 2002, en 2003 comencé mi podcast sobre comics y otros temas frikis (Perdidos En El Éter), pero ya en 1997 había empezado a escribir artículos sobre comics para revistas digitales.

Antes de escribir para Cisplatino, sin embargo, junto a conocidos locales habíamos formado un taller/sello de historietas, el Grupo de Arte Secuencial (o G.A.S., hoy conocido solo como GAS Comics), y ya estabamos publicando comics online.

Háblanos un poco de tu obra, de los cómics que has publicado

Desde que empecé con GAS Comics no he parado, aunque luego de ese primer guión en 2009 no publiqué nada por un tiempo, seguí escribiendo, pero no se cristalizaba nada, por problemas de compromiso con los dibujantes. Finalmente, en 2011, con mis co-editores decidimos publicar un par de fanzines para una convención, y escribí varios guiones que fueron dibujados por ellos y otros dibujantes, y publicamos los primeros números de la revista GAS3K.

Desde entonces, hemos publicado en total ocho números de la revista, dos novelas gráficas (Grimorio del Plata: Furia, Sed, Hambre, y Crononautas), llevo adelante dos webcomics (desde 2011 Mi Vida Sin Un Jetpack; autobiográfico, y desde 2014 pero actualmente en hiato, el de superhéroes Portento), un libro recopilando el primer año de Mi Vida Sin Un Jetpack, varios comics cortos online. Además, he publicado en revistas digitales e impresas y libros de Uruguay, Paraguay, Escocia, EEUU, y Portugal, entre otros países, y expuesto en algunos de esos países.

Además, traduzco al inglés mis propias historietas y la de otros colegas; además de rotular comics para clientes (principalmente de EEUU) y a veces traducirlos al castellano. De hecho, la mayoría de mi ingreso como historietista viene por el rotulado.

Muchas veces, en un cómic, se menosprecia la labor del guionista en favor de la del dibujante. ¿Qué tienes que decir a eso? ¿Cómo crees que debería reinvindicarse el trabajo del escritor?

Creo que me alcanza con que la gente entienda que no soy dibujante. Incluso gente que se acerca a mí diciendome que le encanta mi trabajo se confunde y piensa que dibujo. Con que la gente entienda que hay alguien que lo escribe, y que muchas veces no es el mismo que el dibujante, sería feliz.

Ahora, dicho esto, creo que ambas partes del equipo somos igualmente importantes para el comic, pero entiendo que siendo un medio gráfico se tienda a prestarle más atención al dibujante. Para reinvidicar nuestra labor, creo que sería bueno que la prensa no especializada haga hincapié en que esto suele ser (salvo excepciones) un trabajo en equipo.

Eres uruguayo. ¿Cómo se vive el cómic en tu país? Supongo que, al estar cerca de Estados Unidos, la influencia del cómic de este país será notable.

Bueno, de hecho España está más cerca de EEUU que Uruguay. :) Culturalmente, quizás si estamos más cerca, pero las influencias aquí vienen de todos lados. Argentina es una gran influencia para una generación de historietistas anterior a la mía, y a su vez Argentina tiene una influencia grande del comic europeo; y nosotros bebemos comic europeo desde allí, y directo desde la fuente. Otra generación de historietistas tiene influencia europea (por lo general francesa y belga) pero también de superhéroes; mientras que los más jovenes suelen tener influencia japonesa o japonesa y de superhéroes. Por mi parte, mi influencia probablemente sea un 70% de superheróes americanos, un 19% europea, y un 1% de otras cosas.

En cuanto a la situación del comic en el páis, ha tenido eternos reboots, con picos de actividad en diferentes decádas, y períodos en donde no había nada más que un poco de humor gráfico. Finalmente, a mediados de los 2000 se empezó a publicar (todo de manera independiente) con más regularidad, y en formato libro, y se ha logrado mantener una producción (en cantidad y calidad) que es admirada por otros países de la región como Argentina, con más población y posibilidad editorial.

También se dio una diversificación de géneros; ya que por mucho tiempo el comic uruguayo era mayormente de ficción histórica o gauchesca, humor, o si iba para la acción y aventura, era más bien pulp. Nada de malo con esos géneros, pero hace unos cuantos años que se han incorporado otros, y se ha hecho mucho más rica la oferta del comic nacional.

En España se tiene la imagen de que el cómic es solo para niños. ¿Ocurre igual en tu país?

Entre mucha gente en general es así, pero en los últimos años se ha logrado hacer entender que hay de todo, que es solo un medio. Gente habrá que siga pensando así, pero ¿qué le vamos a hacer más que seguir trabajando?

Hablemos de tus otras facetas. También eres editor. Háblanos de GAS Cómics. Cuéntanos los motivos y el proceso de apertura de la editorial.

Me convertí en editor, como dice mi amigo Rodolfo Santullo, "en defensa propia". Salvo mi inicio con el guión para Cisplatino (publicaban un suplemento con historias de otros usando sus personajes), no había otra chance de publicar que no fuera autopublicandose.

En cuanto al origen de la editorial, agrego a lo dicho antes que la fundamos entre varios primero como un taller de historietas, para ayudarnos entre todos a crear, y luego, cuando había material producido, teníamos que mostrarlo. Con el tiempo pasó de ser solo un blog a una editorial, nuestra primera publicación física fue un CD con historietas; luego los fanzines, y finalmente libros.

Con mi socio y co-editor, Taibox, seleccionamos el material para los fanzines, y decidimos los libros que vamos a publicar. Por el momento, no hemos publicado ningún libro o revista que no tenga material nuestro, pero algún día siemrpe cabe la chance de que suceda.

En cuanto al perfil de la editorial, nos centramos en la fantasía (sobre todo urbana), la ciencia ficción, y los superhéroes, además de un fuerte componente de humor, ya sea como parodía de los géneros mencionados, o autobiográfico, y algo de humor histórico. No nos cerramos a nada igual, solo que esos géneros son los que se nos dan mejor a los editores como autores (y que más nos gustan como lectores), y también notamos al principio de nuestra carrera que eran géneros poco cubiertos en el panorama nacional.

Y también haces radio con Perdidos en el Éter. Explícanos un poco de qué va este programa y en qué consiste tu participación en él.

Radio online, o podcast, aunque también hemos pasado por transmisiones en vivo online, y comenzamos en radio FM. Desde 2003 produzco, conduzco, edito, y hasta opero cuando estamos en vivo el programa, y llegamos a tener un spin-off hace unos años. Soy el conductor y productor general, pero trabaja conmigo un equipo de una media docena de personas con diferentes intereses y especialidades, para poder hablar de todo el mundillo friki: desde comics a ciencia ficción en TV y cine, pasando por el horror y la fantasía en todos los medios, y siguiendo por juegos de rol, de mesa, etc. Esos son nuestros temas principales, pero no nos privamos de nada, si queremos hacer un episodio de un tema distinto (como temas historicos sobre piratas, o sobre Benny Hill), lo hacemos.

Hemos pasado por diferentes formatos, pero durante la mayoría de la existencia del programa saliamos una vez por mes con tres o cuatro temas distintos para charlar; pero desde principios del año pasado pasamos a un formato semanal con un solo tema por episodio. A veces reseñamos una pelicula, otra hablamos sobre la vida de un autor, y así vamos rotando temas y secciones. También hacemos ficción en audio, por lo general humorística.

Desde tus tres facetas, guionista, editor y divulgador, ¿cómo ves el mundillo del cómic en la actualidad?

Veo que el mundo en general lo va aceptando más como un medio para contar historias, que como "las revista de dibujitos esas con chistes o tipos musculosos". También, como la gente no friki se va acostumbrando a consumir series de TV, eso puede ayudar a que acepten los formatos de comic periodicos.

Al mismo tiempo, al haber una oferta más amplia de entretenimiento, con internet no necesariamente atada a una computadora en tu casa, y que se puede acceder a muchos de los personajes de comic a través del cine o la TV, esto genera una suerte de conflicto. Es una era dorada para los fans del comic (sobre todo el de superhéroes, pero hay adaptaciones de otras cosas como iZombie, The Walking Dead, o Valerian), pero al mismo tiempo, vemos como otra gente conoce nuestros personajes favoritos, pero solo por las adaptaciones.

Imagino que en algun momento todo se asentará, y tendremos un balance... a fin de cuentas los que se acerquen como espectadores de audiovisuales y se queden como lectores eran los que iban a leernos; mientras que los que no... nunca iban a leernos.

Como autor y editor, particularmente, es un momento especial, porque internet nos permite publicar nuestro trabajo, contactarnos con empleadores (de nuevo, la mayoría de mi ingreso viene de mi rotulado para otros países), y también con otros creadores. Gracias a internet, trabajo con dibujantes de Portugal, España, EEUU, Canadá, y hasta Malasia.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Me entretuve mucho contestandola.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?


Por supuesto, quiero agradecerles por interesarse por lo que tenía que decir (y a ti por preguntar), y que espero que disfruten mi trabajo si es que les ha picado la curiosidad por leerlo o escucharlo. Un saludo muy grande para todos.

domingo, 14 de mayo de 2017

Muriel Dal Bo



¡Hola a todos!!!!! Estamos en una nueva entrevista para preguntas con arte, en este caso con la artista multidisciplinar, aunque en esta entrevista nos centraremos en su faceta de fotógrafo, Muriel Dal Bo. ¡Hola, Muriel! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

Hola, me llamo Muriel y soy fotógrafa entre otras muchas cosas.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?


Bueno, podéis acudir a mi espacio en Wix, por ejemplo, que está en fase de creación:

¿Cómo empezaste en la fotografía?

A los 14 o 15 años, cuando me regalaron mi primera compacta. Una cámara alargada que sacaba fotos analógicas en 16 mm y que tenía desplazado el objetivo hacia la izquierda respecto al visor. (aún pasa hoy en día con las cámaras que no son réflex)

Cuéntanos un poco en que consiste el trabajo de fotógrafo. Solo conocemos la parte de hacer las fotos, pero seguro que hay mucho más.


¿Con hacer las fotos te refieres a disparar el obturador o a todo lo que se hace antes? No es una labor muy desconocida para nadie hoy en día, creo. Hay cientos de tipos de fotografía, de ramas y temas y cada uno se trata de un modo diferente: se ilumina, se decora, se modela y se edita de un modo diferente. Sin embargo hay algo que debiera ser inherente al trabajo de cualquier fotógrafo, aunque no siempre se cumple: un fotógrafo debería trabajar por y para la luz. Cualquier otra forma de hacerlo prescinde de la herramienta que distingue a la fotografía de cualquier otra forma de arte.


¿Es más difícil hacer una foto en blanco y negro o en color? ¿Qué diferencia hay?

Bueno, en ocasiones más difícil, y en ocasiones más fácil. Si estás observando una escena en la que la gama cromática es demasiado amplia y no hay una armonía/contraste que sean destacables, entonces el blanco y negro puede ser muy útil. Elimina información sobrante y te permite centrarte en lo que te importa, pero al mismo tiempo necesita un buen ratio de contraste para funcionar y que haya una gama de luces y sombras que proporcione dramatismo. Y eso no es siempre fácil de encontrar.

¿Qué es lo más importante para que una foto salga bien: iluminación, ángulo, implicación del/la modelo...?


¿Esto es una entrevista o una clase? Todo. Ahí está el secreto. Un buen fotógrafo no puede olvidarse de nada de todas las cosas que acabas de enumerar.



¿Cómo se prepara una sesión típica? ¿Qué diferencia hay entre una sesión de exteriores y una de estudio?


Define “sesión típica”… Una sesión de estudio depende de la luz de los flashes mayoritariamente. Su complicación está en saber manejarlos. Su virtud, en que puedes controlar todos los factores que determinan la imagen final, y nada queda al azar. Una sesión en exteriores depende de la climatología, los imprevistos, la soltura del modelo si puede sentirse observado… estás a merced de los elementos y tú sólo controlas una pequeña porción de las cosas. Sin embargo, posee otras virtudes: entornos variados, fondos diferentes, atmósferas imprevistas y elementos enriquecedores. Es mucho más fresca y más espontánea.

¿Qué fotógrafos admiras y tomas como referencia?

Tengo una larga lista, pero de Madrid, aquí y ahora puedo citar a una mujer, no demasiado conocida: Gosia Janik. Y otras que lo son un poco más: Leila Amat y Rebeca Cignus. De ahí en más, Chema Madoz, Tony Catany, el denostado y olvidado David Hamiltong, y muchos cuyos nombres me cuesta recordar porque tengo memoria de ameba.

¿Qué es lo más fácil de fotografíar? ¿Y lo más difícil?

¿Lo más fácil? Creer que porque tienes una cámara, manejas Photoshop, cojes a una modelo y le pones algo super extravagante y recargado y tiras fotos… ya eres fotógrafo. ¿Lo más difícil? Serlo de verdad. Sin artificios, sin trucos, sin estilismos megaelaborados-edulcorados-superfantásticos. Serlo a carne desnuda. Captar la luz, el momento, la expresión, todo desde el mejor ángulo, sin reencuadrar en la edición, y con 36 fotogramas para hacer la foto perfecta. La fotografía de verdad es difícil.


Según tú, ¿qué debe tener una fotografía para ser buena?

Alma. El resto da igual. Que hable.

Hablemos ahora un poco de ti, como bien he dicho en la presentación eres artista multidisciplinar. ¿Cuáles son tus otras facetas?

Soy diseñadora de vestuario y moda, escritora, ilustradora y directora de cine. Todo a la vez. Ocasionalmente también ejerzo de artesana y decoradora.


Háblanos un poco de tu faceta de cineasta. ¿En qué proyectos has estado implicada y como fueron?

En 1995 me dieron una subvención de cinco millones de pesetas para rodar mi propio cortometraje con mi propio guión. Lo produjo la productora que promovía los cursos del cabildo en los que yo había estado formándome y mi profesor estuvo presente en el rodaje. Fue una experiencia desastrosa, porque me impusieron a la mayoría del equipo, pero el corto finalmente estuvo rodando por ahí en algunos certámenes. Algún día pasaré la edición de video a DVD y la lanzaré al mundo, supongo. Si es que sobrevive aún. O quizás algún día rescate los copiones de las manos de sus carceleros y haga un “montaje del director” que acabe con mi suplico, ¿quién sabe? Era casi un medio metraje. Duraba 18 minutos. Se llama “El cielo es masculino Singular”.


¿Tu vocación como diseñadora de moda empezó a través de la ilustración, la fotografía o ninguna de las dos?

Mi vocación como diseñadora no tiene nada que ver con ninguna de las dos cosas anteriores. Comenzó porque no me gustaba lo que veía en las tiendas cuando tenía 16 años y porque no me podía comprar las pocas cosas que me gustaban, así que compraba ropa de segunda mano y la arreglaba como podía para transformarla en algo más acorde con mi forma de ver el mundo.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Sabes que no me gusta mentir y que me estás poniendo en un aprieto, ¿verdad? Jajajaja

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?


Si a estas alturas no me odian por borde… ¡Un saludo para todos!