jueves, 3 de agosto de 2017

Covadonga González-Pola


¡Saludos, lectores!!!! Estamos en una nueva entrevista para Entretanto magazine y Preguntas con arte, en este caso con la escritora y formadora Covadonga González-Pola. ¡Hola, Covadonga! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

¡Hola, Carlos! Gracias por invitarme a este espacio. Me voy a definir como una loca de la escritura, de la literatura y de meterme en berenjenales literarios de lo más variopinto. Imparto talleres de escritura, llevo un programa de radio para escritores, publico novelas y relatos y últimamente también soy editora.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Tengo dos webs. En la que se ve más de mi trabajo es www.talleresliterariosonline.com, ya que ahí están los talleres de escritura que imparto.
Luego tengo una web personal, www.covadongagonzalezpola.com

Cuéntanos quienes son los escritores que más te han influido.

Algunos de fantasía, como Tolkien, Margaret Weis o Marion Zimmer Bradley. Otros más variados o contemporáneos, como Murakami y también clásicos como Rubén Darío, Unamuno o Bécquer.

Hablemos ahora de tus obras. Empecemos por “El gen: las ruinas de Magerit”. Explícanos su argumento.

Es una distopía pensada para un lector joven adulto. Transcurre en una ciudad a imagen de Madrid, llamada Magerit, que ha sobrevivido, por los pelos, al fin del mundo. Allí se crea una lucha de poder entre una institución armamentística y un grupo al que llaman los niños, con un gen especial que les ha hecho desarrollar algunas capacidades especiales, relacionadas con la forma de ser de cada uno.

Cuéntanos ahora de qué va “Los cazatesoros de Llanes”.

Es una novela infantil, de aventuras, que comencé a escribir a los doce años, cuando tenía bastante influencia de los mundos de pasadizos de Enid Blyton. Se trata de una pandilla de amigos que se reúne todos los veranos en Llanes, Asturias. Pero ese verano descubren una leyenda que habla de un tesoro escondido en algún lugar de la villa, y harán todo lo posible para averiguar si la leyenda es cierta.

Acabemos ahora por tu libro más reciente, “El Hombre del Vestíbulo”. Háblanos de él.

Este libro pretende ser una forma de hacer amena e interesante la mitología asturiana a los lectores actuales. ¿Cómo hacerlo? Partiendo de esos mitos para contar relatos en los que aparecen seres mágicos como las xanas, el cuélebre, el mismísimo diablo e, incluso, un fantasma que decían que vivía en el Palacio de Hevia, donde se crio mi abuelo.

Pero además de todo esto, te has lanzado a la aventura de la edición. Y lo haces con “Stardust for Bowie”. ¿De qué trata este libro?

Se trata de una antología escrita por varios autores. Cada uno ha escogido una canción sobre Bowie y ha desarrollado un relato inspirándose en su letra. Además, el libro tiene códigos QR que nos permiten escuchar la canción homenajeada a la vez que leemos el relato correspondiente. Es el primer libro de Tinta Púrpura Ediciones, mi pequeño proyecto de editorial, y la verdad es que está teniendo muy muy buena acogida.

También tienes otro trabajo: eres formadora literaria online. Explícanos en qué consiste.

Hace unos años, cuando empezaba todo el tema de los Youtubers, vi que no había ningún canal de formación en técnicas de escritura. Así que decidí liarme la manta a la cabeza y crear el Canal de Talleres Literarios Online para compartir mis trucos de escritura con todo el que pudiera necesitarlos. Además de esto, imparto cursos de novela en plataformas de cursos online, y también tengo alumnos particulares a los que les doy clases y tutorías por Skype para que terminen su libro y este sea un éxito.

Además ofreces servicios de ayuda a autores. Cuéntanos esta parte de tu trabajo.

Esto es a lo que más tiempo dedico. Ofrezco una serie de servicios a escritores noveles, dependiendo de lo que quieran y necesiten: algunos quieren empezar a desarrollar su perfil de escritores, otros quieren poner su novela en Amazon y necesitan alguien que les ayude a convertir su manuscrito en un libro, otros necesitan clases particulares, y también hay gente que desea informes de lectura para sacarle el máximo partido a su obra.
La verdad es que es un trabajo muy agradecido, convives con gente llena de ganas de aprender y con mucha ilusión por escribir y publicar.

Y también eres ilustradora de moda, que confieso que es lo que más me ha sorprendido. ¿De dónde viene tu vocación por el dibujo?

Durante un tiempo tuve una pequeña firma de moda, pero la ilustración, aunque no como profesional, me ha acompañado toda la vida. Supongo que porque en mi familia hay varios pintores y porque mi madre es diseñadora textil.
Pero la formación reglada que he recibido al respecto, es en moda, donde aprendes a diseñar figurines, cosa que me encanta.

De tus tres facetas, escritora, ilustradora y formadora, ¿qué te aporta cada una?

La escritura me aporta cordura y capacidad de canalizar mis emociones. La ilustración me aporta evasión y serenidad. La formación me recarga las pilas, porque suele ser una relación win-win con mis alumnos. Veo que están contentos, que aprenden, y eso me anima a seguir.

Si tuvieras que dejar una de las tres, ¿cuál crees que sería?

Supongo que por practicidad sería la ilustración, ya que no he hecho prácticamente nada por encargo.

Seguro que tu faceta de formadora te ha generado numerosas anécdotas. Cuéntanos alguna de ellas.

Me encuentro con auténticos portentos. El año pasado, por ejemplo, tuve a un alumno en la universidad que me pidió que leyese un relato que había escrito. Me sorprendió mucho que me dijera que nunca había leído a Unamuno, porque tenía algunas ideas muy parecidas a él. Así que le recomendé que fuese de cabeza a leer Niebla.

Cuéntanos ahora alguna anécdota como escritora, quizás de alguna firma o feria.

Pues me quedaría sin duda con la firma de “Stardust for Bowie” en la Feria del Libro de Madrid. Fuimos algo conservadores al calcular lo que podíamos vender, así que en cuarenta minutos nos quedaban tres ejemplares, que tardaron unos quince minutos en venderse. Es decir, en una hora, de las dos que teníamos, habíamos vendido todo. Los libreros estaban encantados, por ahora nadie había vendido tanto en una firma. Además, éramos como ocho autores, con lo cual fue un ambiente muy divertido y animado.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Divertidísima, me ayuda a mirar hacia atrás, pensar en los mejores momentos y tirar hacia delante.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?


Hola, lectores. Vosotros no me conocéis, pero yo ya os adoro por haberos leído esta entrevista sobre mí. Gracias mil. Gracias siempre.